top of page

Quebracho: Un camino de crecimiento y compromiso constante con la comunidad.


Quebracho ha experimentado un crecimiento constante y significativo, generando un impacto profundo en la vida de los adolescentes que participan en nuestro Centro Juvenil. Este trayecto de desarrollo ha sido impulsado por un compromiso inquebrantable por parte de voluntarios y colaboradores de Quebracho, siempre enfocados en el bienestar de los jóvenes.

 

Abrió sus puertas en el barrio Empalme Nicolich, ofreciendo apoyo y oportunidades a 30 adolescentes. Dos años más tarde, en 2017, se inauguró un segundo centro juvenil y deportivo en el barrio Aeroparque, lo que elevó el número total de adolescentes atendidos a 60.

 

El año 2018 marcó un hito crucial cuando el centro juvenil en el barrio Empalme Nicolich estableció un convenio con el INAU, permitiendo la expansión de su nómina a 50 adolescentes. Esto llevó el total de jóvenes acompañados por Quebracho a 80, con 50 en Empalme Nicolich y 30 en Aeroparque.

 

La visión y el compromiso de Quebracho continuaron creciendo a lo largo de los años. En 2019, el proyecto se expandió a la cárcel de Punta Rieles, brindando apoyo y actividades a 45 Personas Privadas de Libertad (PPL) de la Unidad 1 y a 25 PPL de la Unidad 6, contribuyendo a su proceso de reinserción.

 

La expansión no se detuvo ahí. En 2022, se inauguró un tercer centro juvenil y deportivo en la ciudad de Mercedes, con la inscripción de 40 adolescentes adicionales, elevando el número total de beneficiarios a 110.

 

El 2023 ha traído un nuevo hito y una gran razón para celebrar, ya que el centro juvenil en Aeroparque logró un nuevo convenio con el INAU, permitiendo la admisión de 50 adolescentes. Este logro fue posible gracias a la construcción de una nueva sede en el barrio, garantizando el acompañamiento adecuado para los adolescentes y familias locales.

 

No podemos pasar por alto el apoyo fundamental de las autoridades públicas y los colaboradores voluntarios que han contribuido a este viaje de crecimiento. El convenio con el INAU refleja el compromiso de ambas partes en brindar oportunidades a los jóvenes de la comunidad. Además, la dedicación incansable de nuestros voluntarios y colaboradores ha sido una fuerza impulsora detrás de nuestro continuo éxito.

 

El viaje de Quebracho, que comenzó en 2015, es un testimonio de lo que se puede lograr cuando la comunidad se une en beneficio de sus jóvenes. A medida que continuamos creciendo y expandiendo nuestro alcance, esperamos que esta historia de éxito inspire a otros a unirse a nosotros en nuestro compromiso de empoderar a la próxima generación y brindarles un camino hacia un futuro más brillante.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page